Carlos Simioni de Brasil, con 33 años en escena

Festival Flor del Actor

Presentación escrita para este festival por Renato Ferracini.

“SIMI”

Hay muchas y muchas maneras de hablar sobre Carlos Roberto Simioni. Podriamos hablar sobre su vida dedicada a Lume, grupo que fundó y construyó, con el que se ha convertido en referencia fundamental en el teatro Brasilero en materia de entrenamiento y trabajo del actor. Esa sería una entrada histórica.

Podríamos también analizar los procesos y sistemas de entrenamiento que el desarrolló y desarrolla, generando otras maneras y formas de análisis desde la preparación del actor a partir de sus influencias. Esa sería una entrada académica, analítica, critica. Podríamos hablar del poder de la influencia y de la enorme producción de su grupo Lume y de la suya propia como actor en el contexto del teatro brasilero y suramericano, lo que nos daría un bello texto teórico teatral.

Mas, no voy a construir ninguno de esos textos, pues a pesar de que tendrían importancia histórica, académica y teatral, no darían cuenta de algo mucho mayor que todo eso.

Quiero ir ahora por el camino de lo afectivo para hablar de ese maestro y amigo al que los íntimos llamamos “Simi”( yo soy un suertudo de tenerlo como intimo).La palabra afectivo, aquí no debe ser entendida en relación ningún sentimentalismo, ni individual ni colectivo, tampoco como posible afecto de recepción singular o subjetivo. Afectivo es aquí la potencia de afectar y ser afectado, una cierta competencia o capacidad de los cuerpos de ser atravesados, inundados, transbordados, y al mismo tiempo, atravesar, inundar, transbordar. Todo un campo de afectividades. Una relación colectiva entre cuerpos que aumentan o disminuyen la capacidad colectiva de acción en el mundo: un territorio de acciones compuestas de carnes, músculos, sensaciones, huesos, pensamientos, sangre, y pieles que se doblan entre sí, en planos de atravesar (se), inundar (se), transbordar (se)

Para Simioni el teatro no interesa!. Tampoco interesa el cuerpo del actor o de la actriz en su aspecto técnico o mecanico.Ambas parecen afirmaciones contradictorias, si hablamos de quien ha dedicado su vida al teatro, a su grupo, a la creación e procesos de entrenamiento para conseguir una actuación precisa y presente, más para mí que tuve la suerte de convivir con él por más de 20 año esas afirmaciones no suenan para nada disonantes.

Para Simi solo interesa el teatro y los cuerpos como intensidad de transformación. Simi ve el teatro como una herramienta afectiva y los cuerpos como intensidades para ser ampliadas. El cuerpo y el teatro como potencias para ser aumentadas en el mundo. Es por ese motivo que hablar de Simi desde el plano afectivo es la opción más efectiva. Para él, cuerpo del actor o la actriz (y el teatro!), solo interesan si en el proceso de trabajo estos cuerpos se transbordan y producen un grado de potencia aumentada en el mundo.

En ese sentido Simi es político, revolucionario y ético en su trabajo. Político porque los cuerpos intensificados generan colectividad, tocan y convidan a otros cuerpos a danzar juntos; revolucionario porque produce seres humanos resistentes a los afectos establecidos y organizados; y ético por el propio objetivo de un ethos, de una voluntad, determinación y esfuerzo de intensificación alegre en términos políticos y de resistencia. Él cree amorosa y poderosamente yo diría, que los cuerpos ampliados en su potencia no sirven solamente al teatro, sino , más que nada, al mundo! Como ya dije, el teatro para él no interesa: el mundo y la vida son aquí el objetivo principal.

Y no piensen que su exigencia canalizada a los otros de cuerpos transbordados en ellos mismos no se refleja en el derramamiento continuo de su propio cuerpo y ser.

Simi es “el más allá del borde” en persona, siempre en proceso: en la vida, en su casa, en su trabajo cotidiano, en la cerveza en el bar, en Lume, en el ser ebrio, en el ser sobrio, en la sonrisa, en la sencillez, en el cariño, en la generosidad de una vida dedicada a transformar a los otros y a sí mismo, no para el teatro, no para la estética, si no para la vida!

Simi es una de aquellas personas y profesionales que podran pasar desapercibidos por los grandes libros oficiales de historia de la humanidad, pero que verdaderamente transforman el mundo a su alrededor: una persona que hace que la propia historia sea más consiente de sí misma, que el mundo sea más colorido, más ligero y resistente y que la vida sea vivida en su más simple cotidianidad, vale la pena¡, ya sea en un conversación regada con cerveza en el bar más común de la esquina o regada con el sudor de la sala de trabajo, bajo su mirada atenta, en la búsqueda incesante de un cuerpo más allá de sí mismo.

Besos Simi!

 

 

Reseña biográfica de Carlos Roberto Simioni

Actor, director, Investigador, y Pedagogo con 32 años de Trayectoria en Escena.

Natural de Curitiba, Estado de Paraná y radicado en Campinas Sao Paulo.

Premio 2007 – «International Next Generación Fellowship Program» – TCG- Theatre Communicatios Group -New York, NY.

Desde 2015- Coordina en unión con Stephane Brodt (Amok Teatro) el proyecto «Atelier de Investigación de actores» del Centro Cultural SESC Paraty – Proyecto de investigación continuada para 50 actores de todo el Brasil.

Fue el primer discípulo de Luis Otávio Burnier con quien fundo el grupo LUME en 1985.Desde entonces desarrolla investigaciones en las áreas de la antropología teatral y la cultura brasileña, y concreta un trabajó en la elaboración, codificación y sistematización de técnicas corporales y vocales de representación para el actor.

En la actualidad participa en 8 espectáculos de LUME: Kelbilim, Clavel Lirio y Rosa, Shi-Zen – Siete Cuias, Parada de calle, Soplo, Abre- Alas, Los Bien Intencionados, Prisión para la Libertad.

Desde 1989 es actor del Grupo Internacional «VINDENES BRO» – «Puente de los Vientos» – Dinamarca, donde desarrolla técnicas de entrenamientos para el actor y actúa en los espectáculos «Ur-Nat» y «The Voices of the Windows» espectáculos, bajo la orientación de la actriz y directora Iben Nagel Rasmussen del Odin Teatret.

Es fundador y coordinador del PATUANÚ-Núcleo de Investigación en Danza del Actor, grupo itinerante de investigación, con actores y bailarines de diversos estados brasileños.

Es profesor invitado de Teaterhoyskolen Rodkild – (Escuela Superior de Teatro) – Dinamarca desde 2007.

Ha Presentado sus espectáculos y demostraciones, así como sus talleres y cursos en: Italia, Alemania, Francia, EE.UU., México, Colombia, Argentina, Portugal, Inglaterra, Corea del Norte, Noruega, Bolivia, Costa Rica, Dinamarca, Egipto, Grecia. Nicaragua, Escocia, Perú, Bélgica, Israel, España, Ecuador, Polonia.
Ha dirigido los espectáculos: «Clavel, Lirio y Rosa» – Lume, en sociedad con Ricardo Puccetti «,» Prisión para la Libertad «- Lume,» Los Anillos de Saturno «-Dell Art School – Blue Lake – California, «Osso» – » – «Los Desterrados Hijos de Eva» – con el Patuanú-Núcleo de Investigación en Danza dl Actor, Asistente de dirección del espectáculo “Você” – dirección Tadashi Endo.

Ha trabajado como actor en espectáculos con los directores: Luís Otávio Burnier (Campinas), Natsu Nakajima (Japón), Iben Nagel Rasmussen (Dinamarca), Edson Bueno (Curitiba) , Anzu Furukawa (Japón/Alemania), Rafael Pacheco (Curitiba), Kai Bredholt (Dinamarca), Tadashi Endo (Japón /Alemania, Jioão Luis Fiani,(Curitiba), Grace Passô (Belo Horizonte),Tage Larsen (Dinamarca), Ricardo Puccetti (Lume).

Recomendamos los siguientes links para profundizar en el trabajo y currículo del maestro.